Plasticidad y viscosidad de la libido. Un contrapunto para pensar la sublimación y los destinos de una cura

Para el tema que nos convoca este año quisiera ocuparme de uno de los destinos pulsionales que ubica Freud: la sublimación. Si seguimos a Lacan en su definición del goce (como satisfacción de la pulsión), nos es lícito preguntarnos por aquel destino tan peculiar de las pulsiones, tal que de ese modo lo plantea Freud, como destino pulsional, en su texto “Pulsiones y destinos de pulsión”.

Plasticidad y viscosidad de la libido. Un contrapunto para pensar la sublimación y los destinos de una cura
Deslizar arriba